Héroes

Los invitados comenzaron a llegar desde las seis de la mañana. Una hora algo particular para empezar a celebrar. Pero es época de Navidad y motivo suficiente para cumplir con un compromiso que prometía un día feliz e inolvidable.

Luciendo ropa deportiva y una auténtica sonrisa cumplían a la perfección con el protocolo de la fiesta a la que asistían. Reunidos en una carpa gigante en pleno centro de Bogotá y junto a sus familiares y seres queridos, trescientos héroes colombianos protagonizaron una jornada de solidaridad. Merecida. Aun en condiciones físicas limitadas por culpa de la guerra, éstos jóvenes hacían una entrada triunfal al evento dispuesto para su homenaje. No era para menos. Era el día para confirmar que aún en la adversidad también existen desconocidos que están dispuestos a dar la mano. A levantar el ánimo. Con la gratitud se le rinde honor a los valientes. Miles dieron las gracias. Miles de colombianos se hicieron presentes. Fueron 54.668 personas las que durante 2014 dieron su aporte para que la campaña anual de solidaridad de La W Radio liderada por su director Julio Sanchez Cristo fuera un éxito. Entre todos fue posible.

Los invitados se abrían paso muy lentamente con la ayuda de sus bastones blancos y muletas. Otros lo hacían con sus recién estrenadas prótesis. También buscaban un puesto cerca del escenario aquellos en sillas de ruedas. La presencia de los héroes heridos en combate siempre es digna de respeto y admiración, así que todo sucedía con naturalidad.

No hubo necesidad de hacer muchas preguntas. Casi todos estaban dispuestos a hablar e incluso a hacerlo públicamente a través de los micrófonos de La W Radio. Compartieron sus anécdotas durante el programa radial en su honor y lograron calmar esa curiosidad que nos embarga a quienes nos hacemos las preguntas sobre cómo, cuándo o dónde los tomó por sorpresa la tragedia. Como negar que son historias cargadas de dolor, pero al mismo tiempo no sé cómo, pero en ellos se puede sentir un tono optimista aun con las cicatrices que les ha dejado la guerra.

El destino les permitió sortear la muerte pero el reto de salir adelante después de lo sucedido no será fácil y lo saben. Hay posibilidades , eso también lo saben, pero la ayuda del gobierno y de la ciudadanía en campañas solidarias como a la que asisten será clave para su futuro. Algunos no volverán a ser lo que fueron, pero pacientemente tendrán que empezar a ser conscientes de que tienen una segunda oportunidad.

No están solos y eso ha quedado claro luego de ver las cifras de donaciones hechas por los oyentes, y también del apoyo de la Presidencia y el Ministerio de defensa. En total, se recaudaron más de 2.5 millones euros entre viviendas, becas de estudio, tabletas electrónicas, móviles, canastas con productos de aseo y alimentación y, finalmente, cada uno recibió una maleta de viaje. Hubo lágrimas de felicidad. Fueron momentos emocionantes para los soldados, sus familiares y todos los asistentes. Por fin hubo recompensa, emocional y económica. Incluso uno de los aportes más significativos con el que cuentan éste año ha sido la vinculación de Juan Diego Gómez, doctor en ciencias de la computación, actualmente investigador en BIOS y quien ha puesto a disposición todos sus conocimientos en el área de sistemas biológicos y computacionales para mejorar la calidad de vida de los héroes heridos en combate.

La mayoría ha sido víctima de campos minados, explosiones y balas. Sin embargo, su capacidad para salir adelante parece ser imbatible. Las mutilaciones se han llevado pedazos de su cuerpo, pero aún se percibe en ellos las ganas cumplir sus sueños. Son todos tan jóvenes y llenos de vida que, sin duda, merecen volver a empezar.

La imagen del acto de homenaje pertenece a la radio La W

Publicado para http://www.huffingtonpost.es/marcela-sarmiento/heroes_1_b_6366944.html

Estándar